La democracia electrónica

Tecnología al servicio de los procesos electorales para evitar la corrupción

Por: Julio Cesar Orozco Franco

Especialista en Gerencia Informática

Ingeniero en Sistemas

jucofra@gmail.com

Hoy acuñamos términos como comercio electrónico, gobernanza electrónica, industrias 4.0 y 5.0, web semántica, entre otros, pero pocos conocen qué es la “Democracia electrónica”. Tiene el propósito de incrementar y agilizar la participación de la sociedad en las decisiones públicas, otorgando un carácter más activo en ese sentido a los ciudadanos, buscando la triada CID (confidencialidad, integralidad y disponibilidad) de la confianza. Entre el conjunto de mecanismos técnicos de los que se sirve la democracia electrónica destacamos, por su importancia, sensibilidad y actual aplicación, los mecanismos de voto electrónico.

Casi 90 % de los países incorporan tecnología en los procesos electorales indican “Este año se celebrarán elecciones en más de 80 países, y en casi todas ellas, al menos una fase del proceso electoral estará automatizada. De hecho, según un estudio del International Institute for Democracy and Electoral Assistance (International IDEA) https://www.idea.int/news-media/news/election-technology-precondition-transparent-elections-or-pretext-questioning  que data del año 2017, de 183 países estudiados, más de 160 cuentan con algún tipo de tecnología en alguna de las fases.

De los países analizados, el 57 % usa sistemas de tabulación electrónica para los resultados, 71 % usa tecnología para el registro de votantes, 21 % para la identificación de electores y 15 % implementa tecnología en el conteo de votos.

Dentro de la implementación de la democracia electrónica los partidos políticos en el Derecho comparado están empleando Internet para difundir sus programas y planes de gobierno, hoy y como énfasis a la masificación tecnológica, redes sociales, nuevos jóvenes votantes y formas de difusión de la información son más influyentes y efectivas en la sociedad y hoy en día serán determinantes en forma absoluta en la toma de decisiones al momento de elegir a nuestros gobernantes.

La modernización del Estado y de los organismos electorales deben tomar ventaja de estas nuevas condiciones, la modernización no solo debe provenir desde dentro, sino desde afuera del sistema. Esto es, abrir las compuertas de la participación electrónica, en línea y masiva de los ciudadanos-usuarios como método de transparencia, control de gestión y mejora de los procesos del Estado para evitar el alto flagelo de la corrupción. Hoy en día poco controlada. De lo que se trata en adelante es de la construcción y mantenimiento de redes participativas usando la tecnología de ciudadanos-usuarios activos que, desde sus posiciones e intereses, no sólo participen en la esfera pública sino que colaboren y controlen la gestión institucional de los recursos de los cuales son depositarios.

También podría gustarte