Tierras de víctimas darán mejores cosechas gracias a la reparación colectiva

Más de 90 familias campesinas del corregimiento de Puerto Venus mejoran su producción agrícola con cacao, aguacate, frutas y árboles forestales para superar los daños del conflicto armado.

En uno de los parajes donde hace 20 años la guerrilla atacaba a los militares y era referente de peligro para la población, los campesinos de Puerto Venus construyen un vivero comunitario que significa la transformación social, económica y la recuperación del campo tras sufrir el conflicto armado.

Muchos habitantes de este alejado corregimiento del municipio antioqueño de Nariño llegaron entusiasmados para la entrega de este proyecto productivo como medida del plan de reparación colectiva coordinado por la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas.

«Para Puerto Venus esto significa volver a vivir, es crear vínculos entre los campesinos y la transformación tanto agrícola, económica, pero sobretodo social«, José Noé Rondón, líder comunitario y víctima de la violencia junto a su familia.

Cuenta que al «desplazarse tanta población las fincas se acabaron y se cayeron, y cuando mejoró la situación el campesino regresó, pero encontró las fincas perdidas en el monte y por eso en el plan de reparación colectiva priorizamos la recuperación del campo. De aquí tienen que salir resultados buenos, porque de Puerto Venus se conoció en el conflicto por el dolor y el horror, pero ahora que nos conozcan por trabajar unidos y volver a ser productivos«.

La inversión para el montaje del vivero comunitario es de 354 millones de pesos, que fueron gestionados por la Unidad para la Reparación a las Víctimas con el Ministerio del Trabajo y la obra es ejecutada desde el año pasado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), con mano de obra de los habitantes. Las semillas especiales de cacao las aportó la Compañía Nacional de Chocolates y el predio lo facilitó la Alcaldía de Nariño.

Allí se producirán a partir del próximo mes plántulas de alta calidad de aguacate, cacao, frutas, arboles maderables y forestales para diversificar la economía agrícola de la zona con productos rentables de alta demanda en el mercado, además de la reforestación.

Se benefician 90 familias campesinas de 10 veredas y el corregimiento asociadas como productores agropecuarios e indirectamente a todos los habitantes, quienes puedes conseguir allí semillas para renovar sus propios cultivos. La meta es que produzca 50 mil plantas al año, con una rentabilidad de 200 millones de pesos para la asociación de campesinos.

«Tranquilos y productivos»

Según Wilson Córdoba Mena, director de la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas, «este vivero comunitario le apunta a brindar estabilidad económica para que se supere la vulnerabilidad de una comunidad muy apartada que tanto lo necesita, porque sufrieron muchos hechos victimizantes durante el conflicto armado«.

Destacó que «ahora Puerto Venus se está recuperando y hoy la comunidad siente que el Estado los está reparando. También se supera el asistencialismo y las víctimas vuelven a ser productivas«.

Así se siente José Hernando Carmona, quien a sus 83 años también se beneficiará con nuevos cultivos de aguacate y cacao junto a su familia. «El conflicto fue muy duro aquí, vivíamos con mucha zozobra con tantos asesinatos y la vida en esa época no valía nada… lo que recuperamos fue la tranquilidad y podemos trabajar sin miedo y este vivero va ayudar mucho a los campesinos para recuperar también el campo«.

La comunidad de Puerto Venus es sujeto de reparación colectiva por haber sufrido en su totalidad hechos victimizantes como tomas guerrilleras, homicidios, desapariciones forzadas, muertes y heridos por minas antipersonal, secuestros, desplazamientos masivos, desapariciones forzadas, extorsiones.

Además del vivero, como parte de la reparación colectiva se recuperaron las juntas de acción de acción comunal, los liderazgos y la convivencia comunitaria con la estrategia Entrelazando, así como otros proyectos piscícolas y de plátano.

En Antioquia, la Unidad para las Víctimas implementa 14 planes de reparación colectiva en municipios y comunidades con medidas como rehabilitación de vías, escuelas, puentes, parques, dotaciones a centros médicos, instituciones educativas, puestos de salud rurales, casas de la cultura, centros de acopio y apoyo a proyectos productivos.

* Información de la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas.

También podría gustarte