¿Bajarán las tarifas?: Hablan gerentes de las empresas transportadoras

Según se dio a conocer por parte de la administración municipal de Rionegro lo que sería el sistema de transporte “Sonrío”, se prohibiría la entrada de los vehículos de servicio público intermunicipal al centro del municipio. Ahora, es la invitación para que las empresas de transporte que llegan a Rionegro bajen la tarifa, esto inmediatamente se convirtió en polémica en la región, especialmente entre los conductores.

Ante esto, La Prensa consultó con gerentes de transporte intermunicipal del Oriente antioqueño, sobre la probabilidad de reducir el costo del pasaje desde cada localidad hasta el municipio de Rionegro.

Pedro Pablo Zapata Hincapié, director ejecutivo de la Asociación de Empresas Transportadoras del Oriente antioqueño, ASETROA, expresó en nombre del gremio de transportadores, que “las empresas siempre han estado dispuestas a dialogar, a conversar y a acordar sobre la movilidad, la comodidad y la seguridad para los usuarios de Rionegro y de los municipios que convergen a la centralidad de Rionegro”; sin embargo, dice que hablar de una rebaja de tarifa requiere de un componente técnico, de una tarifa estructurada técnicamente y que hasta el momento no se conocen esos estudios hechos por el municipio para que sea posible disminuir los costos.

Decidir sobre la posibilidad de rebajar una tarifa, hasta ahora, no es posible, porque no tenemos lo componentes técnicos, ni sabemos dónde van a quedar esos centros de acopio reales, entonces las empresas no lo podían hacer, porque, entre otras cosas, esa tarifa ha estado congelada por mucho tiempo.”, el directivo además resalta que “el alcalde habla muy fácil de que las empresas de transporte rebajen la tarifa, y no es tan sencillo, porque igual los kilómetros que se van a reducir no son muy representativos, entonces en este momento las empresas todavía no estaríamos dispuestas a dar ese paso, hasta tanto no tengamos unos estudios técnicos y financieros respecto a ese particular”.

Por su parte, Hernán Jaramillo, gerente de Sotramar en Marinilla, se manifestó en desacuerdo con esta propuesta, pues según él, el alcalde Andrés Julián no tiene conocimiento de la normatividad de transporte, y por tal razón, propone de manera improvisada que las empresas rebajen las tarifas para implementar el sistema de transporte Sonrío.

Los costos operativos del transporte son los que definen las tarifas a implementar en el servicio urbano. En el servicio intermunicipal, la tarifa es libre, es decir, hay libertad tarifaria en el país; no obstante, las empresas de transporte, o por lo menos Sotramar, ha propugnado por fijar una tarifa acorde a los costos de la canasta del transporte, es así como el pasaje a Rionegro, información que extraigo del cálculo que trae la norma de fijación de tarifa urbana, la aplicamos al servicio intermunicipal por analogía, no porque lo tengamos que hacer. Sin embargo, esa tarifa nos daría para que por lo menos Sotramar, hoy como está operando, cobre 3.600 pesos hacia Rionegro, sin embargo, la tarifa está en 2.600 pesos, mil pesos por debajo de lo que determinaría la norma del servicio urbano; entonces no entiendo cómo se propone castigar aún más una tarifa que, aunque es real, tendría unas condiciones distintas de operación, es decir, un recorrido menor, hay unos costos fijos que no tienen variación, como el mismo nombre lo dice”.

Asimismo, el gerente de la Flota El Carmen, José Manuel Zuluaga Acosta respondió que no sería probable rebajar el costo del pasaje, “pues existen unos costos fijos y una tasa de retorno que debe ser sustentados por la tarifa”.

Finalmente, Santiago Bernal, gerente de Transportes Unidos de La Ceja, le expresó a La Prensa que, “el alcalde Andrés Julián dice que los transportes intermunicipales, como son menos kilómetros, deberíamos cobrar menos, y eso en una operación como lo es el transporte, es muy difícil, porque uno va ajustando la oferta de vehículos según la demanda”, y explicó que la empresa envía los vehículos en tiempos determinados para que se ajusten a la demanda de pasajeros, y para que sea posible bajar la tarifa tendrían que enviar menos buses de La Ceja a Rionegro, llevar gente, recoger y devolverse, “entonces fuera de que sería una operación más costosa, sería menos óptima para el cliente, porque el servicio no se prestaría en las condiciones de calidad como hoy, además, yo no respondería si podemos o no rebajar el tiquete, porque no es el caso, el caso es que no tenemos como llegar a Rionegro, esas zonas que el alcalde propone, logísticamente no son viables”.

El debate abierto deja por ahora la claridad que no hay disposición de los empresarios del transporte intermunicipal de ajustar los costos al usuario, entre otros, porque el detalle de lo que sería el sistema integrado de transporte no ha dejado claridad en el sector. La improvisación en la implementación y la falta de información son las constante en este proyecto que divide la región.

También podría gustarte