La mujer: un nuevo aire político

Lady Johana Baena Aguirre. lbaenaaguirre@gmail.com

Hoy, las mujeres líderes somos protagonistas en las próximas contiendas electorales. Hemos logrado ocupar espacios que más allá de cualquier figuración pública es el esfuerzo femenino de dejar a un lado los estigmas sociales y doblegar los obstáculos que el día a día nos presenta y que es inevitable dejarlos de cumplir.

Parte de esos obstáculos es el papel que cumplimos las mujeres en nuestros hogares:  somos madres, abuelas, tías, y al mismo tiempo médicas, enfermeras, psicólogas, contadoras, abogadas, administradoras, somos las personas que buscamos la unión en nuestros hogares, que estamos pendientes de cada una de las necesidades de las personas que tenemos a nuestro cargo, y que cumplimos diariamente con responsabilidades que llevan a la plenitud del hogar, obligaciones que no son barrera para cumplir nuestros sueños políticos, pero que hacen que los  cargos públicos a ocupar de elección popular sean más arduos.

Es por esto que es aplaudible el trabajo de las mujeres comunitarias, que invierten su tiempo, luego de cumplir sus obligaciones diarias y hogareñas, en buscar el beneficio comunal y que de manera desinteresada realizan, gestionan y buscan proyectos que supriman las necesidades de los Rionegreros.

Hoy somos  protagonistas en nuestro municipio, esto  se ve reflejado en las elecciones que se avecinan, debido a que cada movimiento o partido político debe cumplir con las exigencias de la cuota de género, que exige tener en cada lista una tercera parte de participación femenina, esto es, de 10 aspirantes, tres deben  ser mujeres.

Este requisito fue implementado para las elecciones del 2014-2018, impulsando a que la representación y la participación de las mujeres ascendiera de manera significativa y que los movimientos o partidos políticos se vieran en la necesidad de fortalecer la labor femenina.

El resultado de esta implementación se vio reflejada en las elecciones del congreso de la república, donde la representación femenina paso de un 16 % a un 22,7 %, esto es de 258 congresistas, 56 son mujeres, motivando a nuestro genero a continuar con la labor política.

Es por esto, que las mujeres empezamos a asumir un papel fundamental en los partidos y movimientos políticos, donde debemos buscar el fortalecimiento, el liderazgo y empoderamiento de esos espacios, y que en las venideras elecciones seamos cada vez más las mujeres políticas que decidimos ser elegidas.

Como mujer comunal, hago un llamado a cada una de las mujeres líderes para que salgan a las contiendas electorales, para que llenemos las listas y nos hagamos contar, para que sigamos venciendo esos obstáculos que nos hacen cada vez más fuertes, para que cada vez ocupemos de manera igualitaria esos espacios y trabajemos en conjunto con los hombres, formando una balanza y un complemento en pro de Rionegro.

Si somos las cabezas de nuestras familias y el pilar que las une, si somos las personas encargadas en que nuestros recursos económicos se administren de la mejor manera en nuestros hogares, es grato imaginar el papel tan importante que cumpliríamos las mujeres, más allá del que ya se cumple, en el desarrollo de nuestro municipio.

También podría gustarte