“Sonrío” es una colcha de retazos: Transportadores

Las empresas de transporte público habilitadas en el municipio de Rionegro para operar las rutas de transporte colectivo urbanas y veredales: Transporte Urbano Rionegro S.A., Transportes Chachafruto S.A., y Rápido Medellín Rionegro S.A., constituyeron la Unión Temporal Oírnos en Rionegro U.T. Según manifiestan el sistema es una sumatoria de improvisación, “una colcha de retazos”.

En nombre de los propietarios y sus 285 vehículos vinculados, que representan un 68% del total del servicio, manifestaron que en ningún momento se han apartado de los procesos que adelanta el gobierno local con el objetivo de implementar una reestructuración al transporte de pasajeros denominado servicio integrado “Sonrío”; sin embargo, buscan que se abran espacios de diálogo y concertación con la comunidad para que el sistema no sea excluyente, y por el contrario, brinde servicios de calidad y comodidad a los usuarios, y logre la sostenibilidad en el tiempo.

La gerente de Transportes Chachafruto, Luz Adriana Gómez Tabares, declaró que “la posición sigue siendo la misma. Mientras la Administración no nos aclare la información, porque con todo lo que hemos estudiado vemos que con el cálculo de pasajeros que ellos hacen y con la tarifa de 1.700 pesos, el sistema no es viable y por eso no nos sumamos a Sonrío”.

Ante esta problemática, tanto los gerentes de estas tres empresas como sus asesores técnicos y jurídicos, explicaron punto por punto, lo que según ellos son los vacíos más preocupantes de Sonrío.

Tarifa de $1700

Entre estos temas se habló de la tarifa propuesta de $1.700, “un solo pasaje”, varios trayectos, durante una hora, que, en la actualidad, presta un servicio con una tarifa promedio de $2.000 en todas las rutas, precio fijado de acuerdo con la canasta de costos del transporte que rige desde el año 2018 por disposición de la actual administración; sin embargo, “lo que se anuncia ahora, de una tarifa de integración, sin importar el número de transbordos en una hora de $1.700, y de acuerdo a los análisis económicos y financieros que se hacen, no le dan sostenibilidad al sistema. Dicha tarifa no ha sido sustentada con estudios técnicos realizados por entidades certificadas por el Ministerio de Transporte”, según expresaron en un comunicado público.

Otro de los puntos tratados fue la estructuración de la tarifa de SOMOS, según lo expuesto, la empresa SOMOS habla de una estructuración de la tarifa con 90 mil pasajeros (50 mil de Rionegro y 40 mil de los municipios vecinos que no ingresarían al casco urbano), y que de acuerdo con lo establecido en el anexo del Decreto 194 de 2019, respecto a la implantación del sistema “Sonrío” -Fase 1, los pasajeros intermunicipales no se integrarían al transporte público colectivo municipal (integración física y tarifaria).

En cuanto a esto, la tarifa técnica de sostenibilidad del sistema, de acuerdo con los análisis técnicos que los transportadores han hecho del modelo propuesto de “Sonrío”, estaría cercana a los $3.500 en un escenario conservador y garantizando 50 mil pasajeros diarios, pagando tarifa plena, lo que conlleva a que sea necesaria una subvención o subsidio por parte de la municipalidad a efecto de darle sostenibilidad al sistema, lo que de entrada ha advertido el gobierno local que no hay recursos para estos efectos.

Al realizar el análisis técnico de la tarifa se encuentran aspectos fundamentales que hacen que el valor de la tarifa cambie sustancialmente, por lo cual se debe hacer un análisis detallado y serio de cada una de estas variables. Entre las variables principales se encuentran el número de pasajeros, kilómetros totales recorridos, mantenimiento, precio de combustible, pólizas (soat, rcc y rce), impuestos, entre otros rubros, sin considerar lo que representa la ruptura de carga (transbordo) que en todos los sistemas arroja como resultado un menor número de pasajeros a transportar (Desmotivación del usuario y proliferación de la informalidad)”.

Según los transportadores, la pretendida tarifa de $1.700 “un solo pasaje”, pero sin transbordos, sólo sería viable si se garantiza transportar más de 108.000 pasajeros por día, cifra que, según ellos, no se logra aun incluyendo los pasajeros de los municipios vecinos, pues ya no tendrán que bajarse en las terminales satélites o fronteras de los municipios de acuerdo a las fases para la implantación del sistema Sonrío.

Los representantes de las empresas transportadoras de Rionegro, hablaron también acerca de la integración de rutas y tarifa, pues en los comunicados que ha hecho la Administración Municipal, al usuario se le ha vendido la idea de un transporte con un solo pasaje y varios trayectos por $1.700, pero no se le hace claridad de que tendrán que hacer largos trayectos a pie para buscar la integración con otras rutas. Igualmente, esto representa que la tarifa para los transportadores no será de $1700, sino de máximo $850, menos lo que cobra el Ente Gestor del Recaudo y el operador tecnológico que aún no ha anunciado el valor.

Tarjeta ciudad

En cuanto al recaudo de tarifa centralizado a través de la tarjeta ciudad, los transportadores consideran que el apoyo de los medios tecnológicos para el recaudo de la tarifa es bienvenido en la medida que se tenga claridad, desde un principio, en el manejo del mismo, considerando que como práctica de toda la vida los propietarios de los vehículos han venido manejando los ingresos y gastos, sin intermediarios. “Siempre hemos manifestado que se hace necesario, antes de su implementación, conocer todos los aspectos inherentes al sistema y sus externalidades, lo que hasta la fecha no ha tenido respuesta”, expresaron.

Además, manifiestan que lo que ha determinado la Administración Municipal de hacer una promoción o regalo de 60.000 tarjetas a los rionegreros, no puede esconder lo que representa el alto costo de la tarjeta ciudad establecido en la resolución N° 655 de 2019 de 12.000 pesos para los usuarios del servicio, que desestimularía al usuario para transportarse en el sistema, optando mejor por otros medios, como sería la moto, viaje a pie o el carro particular. Por ejemplo, la tarjeta cívica, se expide en la ciudad de Medellín sin ningún costo y la reposición por pérdida o deterioro tiene un costo de $3550.

Transporte urbano y rural

Los gerentes de estas empresas se refirieron a la reestructuración del subsistema de transporte en el radio de acción urbano y rural. Según estudios contratados por la Administración Municipal: Steer Davis & Gleave, en la actualidad el servicio se cubre de manera eficiente y con cobertura total por parte de 6 empresas en 31 rutas, pero la propuesta cambia y ahora la administración plantea cubrir este servicio con 21 rutas. “Es aquí donde se observa que el sistema se diseñó en escritorio y no en campo, toda vez que no consulta la infraestructura que hoy tiene la municipalidad, tanto en el sector urbano como en el rural, como tampoco las necesidades reales de los usuarios del servicio, y desconoce la metodología vigente establecida para estos efectos, exigida por parte del Ministerio de Transporte”, manifestaron.

Ante esto, los transportadores consideran que no se realizaron los estudios de campo a través del método de encuesta domiciliarias complementado con el registro de placas de los vehículos y el método de ascenso y descenso de pasajeros en las rutas propuestas, un ejemplo de ello es la ruta denominada Bodega – La Feria, e igualmente las recientes planteadas por las empresas que firmaron el memorando de entendimiento sobre el recaudo centralizado (Cooptranrionegro, Flota Córdova, Rionegro S.A. y Flota Rionegro S.A.) como son Express Belén, Porvenir-Centro-San Antonio, San Antonio-Porvenir-Centro, que según ellos, fueron propuestas y aprobadas sobre planos sin ningún análisis ni estudio.

Otro aspecto que no consideraron dentro de los estudios fue la falta de criterios claros que establezcan el número de vehículos y las frecuencias de despacho, teniendo en cuenta el número de pasajeros, las necesidades y características de cada sector, la programación para descanso de conductores y el tiempo para mantenimiento de vehículos. “Ejemplo puntual, las rutas Bodega Feria y Express Belén que con un mismo índice de pasajeros tienen respectivamente 3 y 10 vehículos asignados y otra ruta como 4 Esquinas-El Rosal, que con un índice de pasajeros mucho menor a las dos rutas anteriores tiene asignados 20 vehículos”.

¿Qué pasará con los 155 vehículos tipo taxi colectivo que no han sido incluidos dentro de la reestructuración de rutas?, vale recordar que este aspecto modifica sustancialmente el valor de la tarifa. Esta y otras más, son las inquietudes con las que quedan las empresas de transporte de Rionegro, a la espera de ser debatidas en un espacio con la Administración Municipal.

¿Cuál fue la respuesta de la Subsecretaría de Movilidad y la empresa SOMOS en el debate público con el Concejo Municipal de Rionegro?

El pasado 26 y 30 de julio, se realizó en el Concejo Municipal de Rionegro una sesión ordinaria con el fin de conocer en debate de control político con la Subsecretaría de Movilidad y la empresa SOMOS, acerca del programa de Sonrío.

Días antes los concejales habían enviado un cuestionario a estas dependencias, con el fin de que se esclarecieran varias inquietudes que ha manifestado la comunidad respecto a este sistema de transporte.

Entre estas se encontraba detallar cuáles eran las funciones de la empresa SOMOS, que se ha visto cumpliendo labores de una autoridad de tránsito y transporte; especificar las competencias, atribuciones y actos de la Subsecretaría de Movilidad; justificación técnica para querer cambiar el sistema actual de transporte; estudios realizados por una entidad habilitada por el Ministerio de Transporte que sustente la necesidad de cambio; estudios de factibilidad del proyecto; debidas autorizaciones ante la entidad correspondiente para el funcionamiento de la terminal de transferencia ubicada en Belén; y preguntas acerca de la permanencia de la tarifa de 1.700 pesos, entre otras.

Algunas de sus respuestas fueron:

SOMOS no es autoridad de tránsito. Para el municipio de Rionegro, es autoridad de tránsito la Subsecretaría de Movilidad. En ningún momento SOMOS ha modificado ingresos, salidas y estacionamientos de empresas intermunicipales, toda vez que dicha competencia radica en cabeza del alcalde o su delegado como autoridad de transporte.

El cuestionario dejó aún más dudas sobre lo que se ha evidenciado es un sistema improvisado, en al menos 4 ocasiones se ha aplazando la implementación, siendo el último anuncio para el 2 de noviembre en lo que serían las nuevas rutas veredales y el 8 de noviembre, para municipios vecinos. Mientras permanecen las inquietudes en la comunidad y las empresas transportadoras con más dudas que claridades.

También podría gustarte