Obras por valorización estarían desfinanciadas

Al menos 100 mil millones de pesos no ingresarán por concepto de valorización en Rionegro. Demandantes no pagarán hasta tanto no exista un fallo definitivo.

Una entrevista realizada por la W Radio al alcalde de Rionegro, Andrés Julián Rendón, y a Mónica Echavarría, representante del movimiento denominado Valorización SI, pero no así, abrió un nuevo debate sobre el tema de la contribución de valorización en Rionegro, y una discusión que ha trascendido a denuncias y reclamos por parte de los afectados.

Según voceros del movimiento han iniciado acciones legales por varias inconformidades por la forma como se hizo el derrame de valorización. Una de ellas es la demanda al acto administrativo que para el caso es la resolución de distribución de la valorización. Según explican, el alcalde no solicitó permiso al Concejo municipal para definir el monto de valorización sino que lo hizo basado en un acuerdo municipal de 2013 donde presuntamente se le otorgaba un permiso por medio del estatuto de valorización de ese momento.

Sin embargo, -dice Mónica Echavarría-, el Alcalde únicamente tiene competencia para determinar la tarifa, y la realidad es que reguló a los sujetos pasivos, que son los que pagan; el hecho generador, lo que debe suceder para que se deba pagar; y la base gravable, sobre qué se paga. Según se lee en el recurso de reposición en contra de la resolución, “el Concejo municipal no emitió acuerdo de autorización de la contribución de valorización y por lo mismo no definió el hecho generador del tributo (…), en consecuencia, en estos puntos el Alcalde se abrogó competencias privativas del órgano de elección popular”.

Según lo anterior, el mandatario de los rionegreros habría extralimitado sus funciones, además de realizar un derrame de valorización muy superior al incluido en el Plan de Desarrollo donde solo se habían previsto 200 mil millones de pesos. “el decreto y distribución de la contribución de valorización son nulos por infracción de las normas en que debía fundarse dichos actos administrativos, así como por incompetencia del Alcalde (…).”

Ante esto, el mandatario local ha dicho, “nosotros teníamos un estatuto de valorización aprobado en el año 2013 y con fundamento en eso, en las posibilidades de actuación que le daba a la administración ese estatuto fue que nosotros hicimos la distribución de valorización. ¿Quién tiene la razón?”, se pregunta el Alcalde. “Eso tendrá que definirlo finalmente un juez, pero nosotros estamos convencidos del trabajo técnico, desde el punto de vista legal y financiero”, dijo el mandatario a la Emisora W Radio. En un hecho insólito, en dos ocasiones el alcalde mencionó que iba a dejar en manos del juez la decisión, anticipando el fallo que dará sobre los recursos de reposición a los propietarios que reclamen, y sobre los cuales tiene plazo para contestar hasta el día 22 de febrero.

Transversal 1, vía que comunica el Porvenir con Gualanday

Obras financiadas por la Gobernación

La Prensa conoció un derecho de petición a la Alcaldía que solicita información sobre las obras a ser adelantadas con recursos del derrame de valorización, el cual además cuestiona el cobro de éstas por parte de la administración, dado que ya contaban con financiación y además se encuentran en ejecución por parte de la Gobernación de Antioquia.

De acuerdo con la información dada por la administración municipal, las obras de mejoramiento en las carreteras terciarias UdeM-Canaan y Complex-Torres Aeropuerto, también denominados tramos 21 y 20, respectivamente, hacen parte del paquete de obras que por “beneficio general” serán ejecutadas por el municipio de Rionegro, a través del sistema de valorización, conservando su sección actual con una longitud de 1,10 km y 0,75 km, alcance que es exactamente el mismo contratado por la Secretaría de Infraestructura de la Gobernación de Antioquia.

Las fuentes dieron a conocer a La Prensa la resolución de la Secretaría de Infraestructura por medio de la cual se adjudica la licitación pública, que tiene como objeto el “mejoramiento de vías terciarias con recursos provenientes de la enajenación de ISAGEN para las vías UdeM-Canaan, Complex-Torres, Aeropuerto y Capiro-Pontezuela del municipio de Rionegro”.

El problema, además, es que la administración dice que los predios, que estarían por fuera de la inversión de la gobernación, costarían 810 millones de pesos, con el fin de que estos tramos, 20 y 21 sigan siendo parte de la contribución de valorización; sin embargo, -dicen los peticionarios-, al ser obras de mejoramiento, no habría predios por comprar, pues las franjas ya están cedidas.

Acta de inicio de las obras con recursos de la Gobernación de Antioquia
Derecho de petición de la Alcaldía
Recurso de reposición en contra de la resolución de valorización.

Un detalle inadvertido

Al menos 100 mil millones de pesos que hacen parte del derrame de valorización, facturados a propietarios de estratos 5 y 6 de reconocidos y extensos predios alistan sus demandas. Este valor no ingresaría a la tesorería local de Rionegro. ¿Por qué? La Prensa tuvo acceso a información que daría cuanta del número de propietarios y el valor por el que cada uno de los demandantes reclamará, aquí según las fuentes “quien demanda no paga. Pueden facturar, pero no pueden hacer el cobro.”

En el movimiento Valorización SI, pero no así, se estiman demandas por parte de todos sus miembros que sumarían un monto de 45 mil millones de pesos, agregando además las que iniciarían los constructores por un monto de 50 mil millones de pesos, y posiblemente, otro grupo de familias afectadas que sumarían 35 mil millones de pesos más, por lo que se calcularía más de 100 mil millones de pesos que harían un hueco a la contribución de valorización y por supuesto al Presupuesto municipal a ejecutar en la vigencia 2019.

Qué dice la Junta de valorización

Amalia Castaño, Diego Garzón, Yomaira Viñas, y Álvaro Hoyos de la Junta de Valorización

Por su parte, La Prensa consultó con cuatro de los cinco miembros de la Junta de Representantes de Propietarios y Poseedores para el Proyecto de Valorización de Rionegro con el fin de conocer su posición frente al tema.

Amalia Castaño, Diego Garzón, Yomaira Viñas, y Álvaro Hoyos, dieron su versión sobre el tema que ha generado mucha controversia en el municipio, llegando a la conclusión de que para ellos la valorización estaba bien, basados en las visitas a las obras viales y a los estudios que han realizado, además aseguran que siempre se han sentido escuchados por la administración, quien también los ha capacitado en el tema.

Aclararon los miembros de la Junta de Valorización que toda la información de sus actuaciones, actas y demás documentos están publicados en el sitio web de la Alcaldía, donde cualquier ciudadano puede acceder para su consulta.

No obstante, -dicen- en el pasado mes de diciembre, elevaron una solicitud al subsecretario de Valorización, Carlos Alberto Zapata, donde se hacían algunas sugerencias frente a la información del proyecto en la comunidad; inquietudes de los propietarios sobre el cálculo de la contribución de valorización, que es uno de los ítems que más confunde a los rionegreros; y una solicitud para considerar ampliar el plazo para interponer recursos y priorizar la atención a los propietarios. Esta solicitud a la fecha de cierre de esta edición no había sido respondida.

 

El mal cálculo del beneficio social en la valorización

Daniel D’Amato B.

ddamato@une.net.co

El presente escrito se centrará en el cálculo del beneficio social que realizó la Administración Municipal de Rionegro como un claro ejemplo de lo que NO se debe hacer por su mal cálculo y mala distribución.

¿Por qué está mal calculado?

La administración parte del supuesto de que, con la ampliación y mejora de las vías, el tiempo de viaje de las personas se va a disminuir; con base en ello calcula el ahorro en el costo y el tiempo en cada una de las vías. Como la vida física de las vías es de 20 años, suma los ahorros en todos esos años y financieramente encuentra el valor presente, al día de hoy.

Uno de los problemas es considerar que el tiempo para el cálculo del ahorro de las personas es el de la vida física de las vías (20 años), porque la vida útil no es solo el tiempo que dure la obra construida, también debe tener en cuenta que los criterios de diseño se garanticen durante todo ese lapso de tiempo.

Uno de los criterios de diseño de las vías es la velocidad promedio, digamos por ejemplo 50 km/h. En los primeros años, la vía se comporta de acuerdo a este parámetro, pero cuando se incrementa el número de habitantes, el número de buses, el número de carros etc., la velocidad en la vía se va reduciendo; al cabo de 5 años son 40 km/h y a los 10 años es de 30 km/h. Su vida útil se ha terminado pero su vida física no. Se hace necesario construir otra vía o ampliar la existente.

En eso consiste parte del mal cálculo de la Administración municipal, cobrarnos un ahorro de 20 años cuando solo va a ser por 5 o 10 años. Mínimo nos estarían cobrando el doble.

¿Por qué está mal distribuido?

Como ciudadano espero que la distribución de la valorización sea justa y equitativa, que yo no tenga que pagar lo de los demás, pero resulta que el mal cálculo del beneficio social ($712,030’362,961), que se hizo teniendo en cuenta los viajeros en buses y carros, los “distribuye” sobre los metros cuadrados que tiene el municipio, y peor aún, sin diferenciar los terrenos rurales de los urbanos.

Esta “distribución” es totalmente injusta e inequitativa y para demostrarlo les presento el siguiente ejemplo:

Se tienen dos terrenos en el municipio de Rionegro, el uno en la zona del centro histórico de uso comercial y el otro en la zona rural de uso agrícola. El terreno urbano de uso comercial tiene un área de 100 m2 y un valor por metro cuadrado de $3’000.000. El terreno rural con uso agrícola tiene 10.000 m2 y un valor por metro cuadrado de $30.000. La Administración “encontró” que cada metro cuadrado de terreno se beneficia en $3.638.

En el siguiente cuadro se muestra el cálculo del beneficio social obtenido por cada terreno:

Tipo terreno Urbano Centro Histórico Rural uso agrícola
Área terreno 100 m2 10.000 m2
Valor comercial actual m2 terreno 3’000.000 $/m2 30.000 $/m2
Valor económico de la tierra ANTES de los beneficios sociales $ 300’000.000 $ 300’000.000
Beneficio social unitario 3.638 $/m2 3.638 $/m2
Beneficio social total 3.638 $/m2 * 100 m2 = 3.638 $/m2 * 10.000 m2=
$ 363.800 $ 36’380.000
Valor económico de la tierra DESPUÉS de los beneficios sociales $300’000.000+$363.800 =$300’363.800 $300’000.000+$36’380.000 =$336’380.000
% de valorización por beneficio social 0.121 % 12127%

 

¿La tierra rural tiene un beneficio social 100 veces más que la tierra urbana?

Actualmente, antes de las obras, el valor económico total de la tierra urbana es igual al de la tierra rural ($3’000.000). Después de la construcción de las vías, el valor económico de la tierra rural será mayor que el de la urbana, valorizándose la tierra rural 100 veces más que la urbana.

Si además se tiene en cuenta que en esta zona rural las pocas vías públicas son destapadas, que la mayoría de los campesinos se movilizan en bicicleta, y que esta zona rural está muy lejos de las vías que se van a mejorar, no se puede entender cómo y por qué va a tener un beneficio social 100 veces más que la tierra urbana, o ¿usted qué piensa?

 

También podría gustarte