Federación Nacional de Pirotécnicos instaura denuncia a Rionegro

La Federación Nacional de Pirotécnicos (Fenalpi), anunció medidas legales en contra de la Alcaldía de Rionegro, ante la decisión de destruir más de 3000 kilogramos de artículos pirotécnicos, propiedad de la empresa El Vaquero, incautados en diciembre de 2017 en una tienda especializada del municipio.

El pasado 31 de julio fueron destruidos estos artículos pirotécnicos por las autoridades, este hecho generó una inmediata reacción por parte de Fenalpi, quienes desde el momento en que fue decomisado el material comenzaron a instaurar acciones legales para lograr la devolución de la pólvora.

La decisión del alcalde podría costarle más de 1000 millones de pesos a Rionegro y al Estado colombiano por daños y perjuicios. Fenalpi, además de instaurar una demanda en su contra, buscará interponer recursos de investigación frente a la Procuraduría General de la Nación (PGN) ante un claro desacato del proceso legal en curso.

Por medio de comunicado público, la Federación Nacional de Pirotécnicos dio a conocer su opinión sobre el caso y expresó que la empresa El Vaquero, llevaba operando durante más de 5 años y contaba con permisos técnicos del Ministerio de Defensa, de Bomberos, documentos de Cámara y Comercio y registros de importación del Ministerio de Comercio Exterior y de la DIAN. Al parecer, el alcalde del municipio incautó los artefactos al establecimiento sin sustentos legales.

Asimismo, Carlos Andrés Carvajal, presidente de Fenalpi, afirmó en el comunicado que, “las leyes no son de piedra, pero sí son para respetarlas por los dirigentes del país. Puede que al señor alcalde no le guste la pirotecnia, pero esto no es suficiente para ignorar los procesos legales que buscan respetar los derechos de diferentes actores de la sociedad”.

“En Colombia la pirotecnia está regulada legalmente por diferentes leyes, que hacen que solo algunos artículos cumplan con exigencias técnicas suficientes para ser comercializados al público de manera legal y especializada. Esto hace que la mayoría de productos artesanales, conseguidos de manera informal sean considerados ilegales, peligrosos y prohibidos. La tienda de Rionegro es uno de los pocos lugares en el país donde se comercializa pirotecnia responsable, legal y segura”, concluyó el comunicado realizado por Fenalpi.

Finalmente, la Federación Nacional de Pirotécnicos continúa instaurando una nueva demanda, de la que, hasta el momento, la administración municipal de Rionegro no se ha pronunciado.

Sentencia

La sentencia C-790 del 2002, aclara que no confiere la facultad a los alcaldes municipales y distritales para prohibir o restringir la actividad pirotécnica.

En la sentencia realizada por la federación se expone que el alcalde se tomó atribuciones propias del congreso, restringiendo libertades ciudadanas, ejerciendo el poder de policía y vulnerando el principio de legalidad, pues los funcionarios públicos no pueden extralimitarse en sus funciones, es decir, que solo podrán hacer aquello que la Constitución y la ley les ordene, en este caso, al prohibir la venta de productos pirotécnicos, no solo usurpó funciones si no que desconoció la voluntad del legislador, de permitir la venta y distribución de cierta clase que no contienen fósforo blanco.

También podría gustarte