Escenarios deportivos de Guarne, sitio de encuentro de consumidores de alucinógenos

Una problemática que desde hace varios años afecta a jóvenes y niños que, sin saberlo, se están convirtiendo en consumidores pasivos.

Wendy Vanessa Flórez Isaza, Comunicación Social UCO.

 

En la puerta del Oriente antioqueño se cuentan con tres grandes escenarios deportivos: la cancha de arena y coliseo, la unidad deportiva del estadio y patinódromo, y la cancha de San Antonio, sitios que han hecho crecer el deporte. Pero junto a él también crece una fuerte problemática. El agrupamiento de consumidores y expendedores de alucinógenos, que escogen estos sitios para inducir a deportistas, estudiantes y habitantes al consumo. Según el secretario de gobierno, Rafael Álzate Vargas, estas personas frecuentan los espacios deportivos por comodidad, porque no poseen la seguridad y privacidad que deben de tener.  Esto no solo aumenta la inseguridad, sino que ponen en riesgo el deporte, la integridad y salud de los niños y jóvenes del municipio.

El concejal Jonathan Gómez subraya el hecho de que estos grupos buscan los sitios más vulnerables, donde las personas son más propensas a la adicción, para que se conviertan en posibles consumidores. También reconoce desde su cargo que “esto es un problema que afecta a todos; pero necesitamos de la Secretaría de Gobierno para que haga control, enviando más pie de fuerza, visitando más esta zona, para que no crezca la situación”. Ante esto, la secretaria de gobierno manifiesta que se cuenta con el apoyo de la Policía Nacional, con el Batallón Juan del Corral, la Escuela de Carabineros del Parque Árvi y la policía de carretera, además, menciona que “mes a mes se realiza un consejo de seguridad con la Fiscalía, el Ejército, CTI, Sijin, Personería y Comisaria de Familia para analizar delitos y tomar planes de acción y medidas ante el crimen”.

La mirada de la autoridad no se aleja de esa panorámica, “los jóvenes buscan espacios donde puedan encontrar más amigos de consumo. Estos son sitios críticos, pero hay que tener en cuenta que no se pueden atacar directamente”, advierte la patrullera de la policía Steffany Villanueva.

¿Quiénes son los involucrados?

Una de las entidades más afectadas en este tema es el Inder (coordina, dirige y crea los espacios y actividades de recreación y deportes en el municipio), “Es el problema más difícil que podemos tener aquí. Yo trabajo con mujeres y con niñas en las horas de la noche y tienen que pasar solas por donde están ellos. Hay días que prefiero irme con ellas y acompañarlas”, enuncia Luis Fernando Montoya, entrenador del club de atletismo del municipio que lleva alrededor de 7 años como docente en la institución.

Se han presentado situaciones donde los deportistas no solo se ven “seducidos” por la droga, sino que también son víctimas de hurtos e intimidaciones. “En un partido que se disputó aquí en el coliseo contra el equipo de voleibol de El Carmen de Viboral, unos chicos ingresaron al lugar para robarles a los jugadores y la situación casi termina en riña”, expresa el profesor de voleibol del Inder, Carlos Salazar.

El problema tiene una raíz profunda, aun así, se comenta que no se ha dejado que crezca más. “Para contrarrestar el expendio en espacios deportivos se instalaron dos cámaras de alta tecnología con reconocimiento facial y de placas”, afirma el secretario de gobierno. El funcionario sostiene que se hacen campañas muy intensas para contrarrestar este problema desde comisaría de familia, en los centros educativos, con requisas en los colegios y en los alrededores. “Se le da las herramientas a la comunidad para hacer control de esto, pero no denuncian, y al no hacerlo dicen que la administración y la policía no hacemos nada”, agrega.

Entre todo esto, se le ha planteado al gerente del Inder implementar una solución: enmallar toda la zona deportiva para que estas personas de mal proceder no tengan tanta facilidad de ingreso, pero aún es un tema incierto.

La perspectiva de un consumidor

Un joven consumidor revela que los pertenecientes a este mundo de la adicción o que están entrando a él, lo están haciendo por moda, porque los vean, por creerse la “mayor cosa” y para que la gente les tenga respeto y miedo. “Utilizan las canchas y estos lugares del deporte para sentirse superiores a  los demás. A mi manera de ver, el vicio no aleja a la personas del deporte, pues la mayoría de mis amigos consumen también y siguen haciendo deporte constantemente”.

Proyectos para implementar

El Inder está buscando mediante la transformación y creación de nuevos escenarios deportivos que los jóvenes se alejen de la drogadicción.

En estos momentos se está creando el proyecto para enmallar y convertir la cancha de arena en una cancha sintética”: concejal.

Se están creando proyectos para llamar de nuevo a la comunidad a estos espacios, como la transformación de la cancha de arena y la construcción de una piscina olímpica junto a la unidad deportiva”: entrenador de atletismo.

Se deben visitar masiva y frecuentemente estos sitios deportivos, hacer campañas para que los habitantes se reúnan de nuevo allí y así mitigar este problema”: secretario Rafael Alzate.

También podría gustarte