La calidad del aire en el Oriente antioqueño

A propósito del 28 de enero, el día mundial por la reducción de las emisiones de CO2, el Instituto Nacional de Salud (INS) publicó el informe “Carga de enfermedad ambiental en Colombia”, el cual revela que la calidad del aire que respiramos es uno de los principales factores de riesgo ambiental que inciden en la salud de los colombianos.

La enfermedad isquémica del corazón, el accidente cerebrovascular, la enfermedad pulmonar obstructiva (EPOC), las infecciones respiratorias agudas, el cáncer de pulmón, son algunas de las enfermedades que ocasionan el mayor número de muertes asociadas a la mala calidad del aire en el país.

Algunos de los materiales que generan mayor cantidad de CO2 en el ambiente son los combustibles fósiles como la leña y el carbón, por lo que en el 2018 Cornare y el Laboratorio de Salud Pública de la Universidad de Antioquia, se dieron a la tarea de realizar el primer análisis en Antioquia sobre las emisiones generadas al medio ambiente y el estado de salud de las familias campesinas con el uso de las estufas eficientes en comparación con los fogones tradicionales, teniendo en cuenta que en la región 28.000 hogares de la zona rural cuentan con una estufa eficiente.

El estudio se llevó a cabo en 100 hogares rurales de los municipios de Sonsón, San Luis, Granada y San Francisco. Durante el proceso se realizaron pruebas médicas a través del examen de función pulmonar, denominado espirometría y se evaluó el material particulado y monóxido de carbono respirable a nivel personal, en relación con la calidad del aire interno.

“El número de personas encuestadas con fogón de leña fue muy bajo porque casi todas las familias de las zonas rurales están utilizando ya las cocinas eficientes para evitar la exposición al humo, lo que demuestra la amplia cobertura de Cornare en este tema y lo comprometidos que están con lo ambiental pero también con los campesinos”, explicó el médico y docente de la Facultad Nacional de Salud Pública de la Universidad de Antioquia, Carlos Mario Quiroz.

Quiroz también expresó que, según los resultados del análisis, con la implementación de las estufas eficientes se disminuye el monóxido de carbono, un gas altamente tóxico que al inhalarlo puede ser mortal y se produce cuando un combustible como la leña se quema de manera inadecuada, afectando la respiración y el sistema cardiovascular, ocasionando una Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica- EPOC.

En la calidad del aire inciden muchos factores, entre ellos, el aporte de las fuentes fijas (chimeneas), fuentes móviles (parque automotor) y fuentes aéreas. En el caso de fuentes móviles, por ejemplo, de los seis operativos que se realizaron en el 2018, solo el 45 % de los vehículos evaluados superaron satisfactoriamente las pruebas realizadas. “Quiere decir que es preocupante el incumplimiento del parque automotor que circuló en la jurisdicción durante el periodo de evaluación”, expresó Damaris Aristizábal Velásquez, coordinadora del Grupo de Recurso Aire de la Subdirección General de Recursos Naturales de Cornare.

También podría gustarte