¿Qué está sucediendo con las casas patrimoniales en Marinilla?

Los habitantes de este municipio temen por su vida, debido al mal estado en el que se encuentran algunas construcciones. Consideran que es una zona con un alto tránsito de peatones y vehículos. Ahora, con la temporada invernal, el riesgo aumenta.

 Kelly Jhoana Londoño Morales, Comunicación Social UCO

Marinilla es considerado uno de los municipios más culturales, en el que se destacan las calles con su patrimonio, pues algunas de estas, conservan características arquitectónicas que hablan de la forma como se construían entre los siglos XVII, XVIII y XIX; sin embargo, algunos de sus balcones coloniales y su larga tradición cultural se están desplomando, logrando ocasionar un accidente a los peatones que caminan por estas zonas… ¿Es más importante el patrimonio histórico o la seguridad de los habitantes?

El municipio tiene un centro histórico delimitado entre las quebradas de Oriente y Occidente donde hay más de 100 edificaciones que pertenecen al área, como tal, del centro histórico. “Fue declarado monumento nacional en el año 1967”, afirma Gerardo Antonio Cardona Ramírez, arquitecto consultor y veedor patrimonial.

En Marinilla, se conservan algunas propiedades que mantienen su arquitectura colonial, por esto el parque del municipio es una de las zonas más transitadas al igual que una calle “La Peatonal”.

En la actualidad, existe preocupación de la comunidad, ya que con el pasar de los años estas casas se están derrumbando poco a poco, sus tejas caen constantemente al igual que sus paredes y ventanas. Y siguen en el olvido.

Desde la Administración Municipal

Uno de los temas más frecuentes en la Administración Municipal, son las denuncias ciudadanas. Desde hace muchos años se ha visto cómo sistemáticamente se ha perdido el patrimonio arquitectónico, los propietarios no han hecho las labores básicas de mantener en buen estado su bien inmueble.  Según la Alcaldía, en el caso de que este no cuente con buena capacidad económica para invertir en él, la Administración Municipal tiene una estrategia para sobrellevar las cargas de tener un bien patrimonial a través de alivios tributarios. “Las personas que tengan en buen estado su bien inmueble pueden solicitar pagar menos del impuesto predial. Generalmente los bienes inmuebles más representativos están alrededor del parque principal”, señala Liliana Patricia López Giraldo, secretaria de Planeación y Desarrollo Territorial.

El parque principal es la zona geoeconómica que tiene un mayor valor y por ende el impuesto predial es uno de los más altos, “Los propietarios podrían obtener un ahorro teniendo en buen estado sus viviendas”, puntualiza la secretaria. No hay un subsidio como tal para hacer ese mejoramiento de la vivienda, tendría que acceder a algún crédito bancario y luego presentar la solicitud de rebajas de impuestos, la Secretaría de Planeación verifica que efectivamente esté en buen estado el bien inmueble e inmediatamente la Secretaría de Hacienda procede a autorizar esa rebaja de impuestos. También existen entidades con las cuales se pueden gestionar apoyos para este tipo de intervención. Si la persona está en un alto grado de vulnerabilidad socioeconómica y eso se logra demostrar, también podría ser objeto a un subsidio por mejoramiento de vivienda.

“Si la vivienda es certificada en estado de ruina, un 100 %, se ordena la evacuación de ésta”, advierte la secretaria de Planeación

Las casas patrimoniales son bienes privados, por esto, el propietario se ve directamente obligado a generar intervenciones que reduzcan el riesgo de desplome o desprendimiento de algunas partes de la vivienda que genere un accidente posterior. Por parte de la administración municipal, específicamente desde la inspección de policía a través del código de policía, se ha requerido en varias ocasiones a José Ramón de Posada, propietario de la vivienda, ya que sigue siendo habitada en la parte posterior; se han realizado solicitudes de manera reiterada y se abrió un incidente de desacato por parte del juzgado administrativo. El fallo establecía que los propietarios deben de hacer intervenciones de manera urgente e inmediata, pero estos no la realizaron. Por eso, cualquier incidente que ocurra, va a ser esta persona la directamente implicada. Desde el Ministerio de Cultura se toma la decisión de abrir un proceso sancionatorio, ya que están dejando caer sus bienes inmuebles.

Por su parte, Albeiro Alzate Llano, empleado del local del primer piso, afirma que hace dos años trabaja en este negocio. “Si se desploma esta vivienda, mi vida cambiaría por completo, ya que es mi sustento de vida y el de mi familia”. Prácticamente vive de este negocio. El propietario del local ha realizado varias denuncias por perjuicios, pues en un momento de desplome, su vida correría peligro ya que el negocio se encuentra debajo de la estructura.

Lo que opina la comunidad

Jeison Andrés Díaz es entrenador de Bahía Gym. Un metro y medio es la distancia que separa a este gimnasio de la casa en riesgo de desplome “La casa se ve desagradable realmente, no le da buen aspecto al parque creo que en poco tiempo va a ocurrir un accidente si realmente no hacen algo rápido”, deberían de quitar lo que puede llegar a ocasionar un accidente, como lo es el techo y el balcón.

Blanca Nelly Gómez Pineda es auxiliar pedagógica del Centro de Desarrollo Infantil Retoñitos. En un principio, la entrada principal de este centro educativo era por un costado del parque principal, pero, debido al mal estado de esta vivienda, tanto los niños como los padres estaban corriendo un riesgo ya que son 200 niños de 2 a 5 años los que ingresan a esta institución. “Se habló con el municipio, y este no dio solución alguna, nos teníamos que ir de este lugar u otra opción era buscar otra entrada”.

“No solo mi vida corre peligro, sino la de muchas personas, hay que tomar cartas sobre el asunto”, afirma Luis Albeiro Henao González, trabajador independiente.

El municipio no ha tomado una determinación para ponerle atención a la fachada de esta casa. Las vigas están caídas, las personas que pasan ni siquiera se percatan del peligro inminente en el que se encuentra.    “Deseamos que la administración municipal o el mismo gobierno ponga señalizaciones de diferentes colores”, añade, ya que no solo las personas en situación de discapacidad, como en el caso de Luis Albeiro que tiene una limitación visual, sino las personas que ven por completo, no se dan cuenta.

La solución es que el municipio y así mismo los propietarios de la casa, lleguen a un consenso, ya que existe preocupación ante la comunidad.

“No sabemos ni el día ni la hora, que se muera uno de todo, menos porque le caiga una teja encima”, menciona Pedro León Quintero Cardona, habitante de Marinilla
También podría gustarte