Escalofriantes cifras sobre violencia intrafamiliar en Colombia

Según el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, en 2017, 25 mil 381 personas murieron de manera violenta en Colombia, 11 mil 373 de ellas por homicidios, 6 mil 754 en accidentes de tránsito, 3 mil 514 de manera accidental, 2 mil 571 por suicidios y 1169 muertes indeterminadas.

Llama la atención en las cifras de la entidad, que del total de reconocimientos médico-legales, por violencia intrafamiliar, se realizaron atenciones a 10 mil 385 niños, niñas y adolescentes, quienes fueron víctimas por parte de algún miembro de su familia o cuidador. Este número es el 9 % del total atendido por el instituto en 2017.

Según medicina legal, 1944 personas mayores de 60 años fueron víctimas de violencia física por parte de un familiar. En cuanto a la violencia de pareja, 50 mil 072 personas requirieron ser examinadas por este tipo de violencia. Y 23 mil 798 casos por presunto delito sexual, de éstas, 20 mil 072 fueron mujeres.

Los casos de violencia contra la mujer siguen en aumento, el maltrato -especialmente el ejercido por su pareja y la violencia sexual- constituye un grave problema de salud pública y una violación de los derechos humanos de las mujeres. Las estimaciones mundiales publicadas por la OMS indican que alrededor de una de cada tres (35 %) mujeres en el mundo han sufrido violencia física y/o sexual de pareja o violencia sexual por terceros en algún momento de su vida.

Y una cifra aún mucho más preocupante, el 38 % de los asesinatos de mujeres que se producen en el mundo son cometidos por su pareja masculina. Muy a pesar de esta realidad, acuerdos internacionales, incluso la Declaración Universal de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas y la Declaración sobre la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, han reconocido el derecho humano fundamental de las mujeres a vivir una vida libre de violencia.

Revictimización, causa por la que las mujeres no denuncian violencia

El apego sentimental, la cultura, las creencias y la revictimización por parte de algunas autoridades son las causas más comunes para que muchas mujeres no denuncien cuando son objeto de agresiones. Increíblemente la sociedad responsabiliza a la mujer de lo que pasa en la pareja.

Y en la ruta de atención en los casos de personas que acuden a la policía, la comisaría de familia o la fiscalía, y la primera pregunta que les hacen es; ¿usted qué hizo para que su marido le pegara? o acuérdese que está denunciando y su esposo puede ir a la cárcel.

Las autoridades deben tomar atenta nota de este flagelo, una realidad que tiene a las mujeres en total estado de indefensión, mientras siguen aumentando los casos, a la vez se siguen conociendo de hechos que pasan desapercibidos para las instituciones que no han tomado en serio la gravedad del aumento de violencia contra las mujeres.

 

 

 

También podría gustarte