Arriendos en alza, consecuencia de cobro de valorización

En los últimos años el panorama económico en los habitantes de Rionegro no ha sido muy favorable. Así lo manifestaron algunas agencias inmobiliarias del municipio que hablaron con La Prensa y dieron su testimonio sobre las razones del aumento en el valor del arriendo, y sus consecuencias.

El desarrollo urbanístico y económico que ha venido teniendo Rionegro, ha causado especulación con los valores de las propiedades del municipio, y a raíz de esto, muchos propietarios y agentes inmobiliarios se han visto afectados.

Tal es el caso de Ruth Cecilia Urrea Mejía, propietaria de Bienes Raíces Chipre, quién manifiesta que los valores de los arrendamientos se elevaron por el incremento del predial y de la valorización. “Algunos de los propietarios están solicitando sus propiedades para seguirlas administrando, quitándole el mercado a las inmobiliarias. Ellos dicen que con el IVA se paga la valorización y el predial que les está facturando el municipio. Ya no es rentable tener propiedades para arriendo, fuera de la comisión que la agencia cobra que es del 10%, y del mantenimiento que hay que hacerle al inmueble. Ellos están comprando huevos para vender huevos”.

La propietaria de una agencia de arrendamientos de la zona centro de Rionegro, que prefirió no dar su nombre le dijo a La Prensa que, los propietarios están terminando los contratos actuales para volver a arrendar con un mayor valor. “Esto lo hacen para recuperar lo que hoy están pagando por concepto de valorización”, es decir, -según dice- los valores del arriendo subieron dramáticamente y muchos de los habitantes de estas propiedades sin capacidad de pago debieron irse del municipio.

Según Álvaro Fuentes, inquilino en una torre de apartamentos del centro de la ciudad, asegura que “los propietarios terminan anticipadamente los contratos o a su cumplimiento imponen nuevos valores en el canon de arrendamiento, esto para aliviar las cargas tributarias que deben pagar en Rionegro”.

Vale recordar que, de acuerdo con lo establecido en el artículo 18 de la Ley 820 de 2003, el precio mensual del arrendamiento de un bien raíz destinado para vivienda será el acordado por las partes. Sin embargo, el canon de arrendamiento no deberá exceder el uno por ciento (1 %) del valor comercial del inmueble arrendado.

Además, la ley establece que el valor mensual del arrendamiento se puede aumentar cada año teniendo en cuenta el índice de precios al consumidor –IPC– del año anterior. Por lo tanto, para el año 2019 los arrendadores podrán incrementar el precio con el que alquilaron sus bienes raíces tomando como base el IPC de 2018, correspondiente al 3,18 %.

También podría gustarte