Rionegro, un juego de egos

Santiago Gómez Vallejo, E-mail: santiagomezv@gmail.com. Twitter: @santiverde8

En Rionegro, ya comenzó la puja electoral, y parece que recoger firmas se ha vuelto una moda, ya son varios los aspirantes a la alcaldía municipal los que han buscado el aval ciudadano a punta de lapicero y papel, asimismo, otros aspirantes han conseguidos avales y/o co-avales  partidistas para el mismo cargo.

En la lista se encuentran los siguientes candidatos “alternativos”: Ernesto Castaño, Fernando valencia (la tola), Hernán Ospina, Mauricio Martínez, Mauricio Rendón, Laura Marulanda, Sebastián Castro, Jhon Freddy Pemberty, Ricardo Nieto y en los últimos días, hasta suena el nombre de Carlos Osorno.

La masiva ola de aspirantes al primer cargo municipal  se da en torno a una fuerte coyuntura política y social que ha generado la actual administración de Rionegro, por lo que todos los candidatos ven una oportunidad perfecta para mostrar que son la solución.

Claro que la administración también cuenta con una ficha fuerte, que es Rodrigo Hernández, pero este candidato más allá de tener una gran caudal electoral, lo que tiene es un enorme apoyo de quienes representan el continuismo en Rionegro.

Sin embargo y a pesar de esto, los candidatos “alternativos” se han enfrascado en un pequeño juego de tronos alrededor de la alcaldía municipal, en donde ninguno de sus egos ha sido capaz de ceder, ya que apenas y se ha generado una alianza encabezada ahora por Fernando Valencia, denominada “Alianza Rionegrera”.

Este universo de candidatos ha generado no solo expectativa por parte del electorado sino también una incertidumbre frente a cual vaya a ser el futuro de nuestro municipio, pues al existir tantos candidatos que pugnen contra el continuismo de la actual administración se crea un escenario perfecto para que entre ellos se dividan los votos necesarios para hacerle competencia y ganarle a Rodrigo Hernández.

Esta incertidumbre nos lleva a muchos hasta la preocupación, porque de ser electo Rodrigo Hernández se continuarían con la ejecución de muchos proyectos que han tenido en vilo la opinión pública como lo son el sistema integrado de transporte conocido como “SONRIO”, el excesivo cobro de valorización,  la implementación del transporte masivo AEROMOVEL,  entre otros.

Con esto el panorama político de nuestro municipio se comienza a tensionar, y es que a menos de un mes de las inscripciones en registraduría los múltiples candidatos siguen firmes desde su ego en que no se bajan. Cada uno se cree la opción ideal para salvar a Rionegro.

Lo que pasará si el ego de estos candidatos persiste no es otra cosa que un gobierno uribista por otros 8 años, pues si bien, Rodrigo Hernández no es un candidato tan vendible, la división le puede dar un empujoncito a la alcaldía. Y en este escenario, Rodrigo como alcalde de Rionegro, en cuatro años darle su bendición a una posible candidatura de estaban quintero, quien a pesar de todo, se ha mantenido como un personaje político que agrada a una buena parte del electorado Rionegrero.

Creo firmemente que si los candidatos que se pintan de alternativos o de oposición no son capaz de dejar su ego a un lado y realizar acuerdos programáticos por el bienestar del municipio tendremos un mundo de candidatos que tendrán votaciones que rayaran con las de algunos concejales y que al final del día, solo beneficiaran al continuismo, que tiene un candidato Único.

——————————————————————————————————————————————————

* Las opiniones expresadas en esta columna de opinión son de exclusiva responsabilidad de su autor y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de La Prensa.

También podría gustarte